Planeando sobre la marcha

Anoche fue una de esas noches que tienes un plan, pero a medida que avanza te vas dando cuenta de que no es sino la punta del iceberg.

Habíamos quedado dos colegas y yo con un colega de uno de mis colegas. Es decir, que el colega tenia un colega que se apuntó a nuestro plan. O dicho de otra manera, tengo un colega que llamó a los colegas para quedar con otro colega suyo… puedo estar así todo el día…

Ibamos a ir a un Güachinche de carne asada recomendación del amigo de nuestro colega al que vamos a llamar Ramón. Ramón es un descubrimiento. Un Astro el nota… Es capataz agrícola y trabaja sus tierras y cuida de sus animales. Y tengo que confesar que nunca nadie me había tirado ese estereotipo a la cara como me lo hizo Ramón cuando lo conocí, con sus manos llenas de tierra y dedos enormes de sembrar papas. Saben lo que digo, no? Pues a la mierda con todo eso. Es un tío con muchísima cabeza y consciencia. Habla de música sin parar, de la buena, del blues, del jazz, de los cantautores españoles, del rock de los 70. También nos contó cómo un grupo de música canario le enseño lo que significa ser nacionalista. Que el no es del sector nacionalista que busca la independencia de canarias, sino de los que ama, respeta, aprende y enseña lo nuestro. Desde la tierra hasta las tradiciones, desde el deporte hasta el folklore y que esa era su interpretación del nacionalismo.

Fuimos a buscarle a la finca para ir al güachinche, todo esto en Palo Blanco, un territorio semi-hostil que ganaba fuerza gracias a la neblina que nos atacó y que casi me obliga a conducir con la cabeza por fuera del coche.

Aquí en Palo Blanco conducimos con la cabeza fuera del coche 279 días al año

El caso, que el güachinche estaba cerrado y tuvimos que improvisar. Acabamos comiendo costillas en Casa El Bizco, llegando a la Perdoma, en La Orotava. Y entre bandejas de costillas y papas, fuimos resolviendo los males del mundo hasta que El Bizco en persona nos tuvo que echar porque se quería ir a dormir.

Cogemos el coche y nos dirigimos hacia la zona alta de Los Realejos para dejar a Ramón en la casa cuando me dice:

– “¿Chofer, tienes prisa?”

– “¡Que va!” Contesté

-“Pues sigue de frente”

Y acabamos en un bar tomandonos un cortado a la 1 de la mañana hasta quien sabe cuando. Suele pasar que cuando tienes un plan y sale mal te fastidia, pero cuando no hay plan, no hay nada que te pueda fastidiar. De esa noche, de entre tantas y tantas risas y perlas de conocimiento me quedo con este video de Domingo El Colorao tocando el timple en un festival de Blues en Fuerteventura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: